HomePostresCrema Catalana

Crema Catalana

Origen: Cataluña Crema Catalana

La crema catalana también se conoce como crema quemada o Crema de San José. Originalmente se consumía en Cataluña y es el postre más típico de esta zona. Más adelante se extendió su consumo al resto de España. Es una tradición el preparar este postre el 19 de marzo, cuando se conmemora San José, que también coincide con el último día de Cuaresma. Dyrante este periodo, los cristianos ortodoxos siguen una estricta dieta, por lo que esta sabrosa crema de postre marca también un esperado cambio. El día de San José es también el equivalente español del Día del Padre, por lo que muchos niños en España hacen este postre para sus padres. ¡Podrás sorprender a tu padre este año si le haces una crema catalana!

Aunque, si volvemos atrás en el tiempo hasta su comienzo, podemos relacionarlo con la comida judía. Los hebreos son unos grandes apreciadores de las muchas y deliciosas combinaciones de huevos y leche. Existen algunas referencias a la crema catalana en archivos medievales, como "illet cuita" (leche cocida). Al parecer, la capa superior de caramelo no existía en aquel tiempo, y se decoraba con manga pastelera.

Hoy, la crema catalana es sin duda uno de lsomás famosos ejemplos de postres catalanes y se es apreciada tanto nacional como internacionalmente gracias a su fácil preparación, su originalidad y su sabor. Dentro de España, la ciudad de Sant Bartolomeu del Grau celebra una competición de crema catalana el día 4 de marzo como parte de la Feria Comercial y Artesana de la ciudad.

Es una receta simple con ingredientes comunes, aunque su dificultad estriba en el azúcar que la recubre, que es calentado en un plato de metal o con un soplete de cocina hasta que se derrite y forma una capa crujiente. Originalmente este paso se realizaba con una barra de metal caliente, aunque gracias al desarrollo y las innovaciones llevadas a cabo por varios chefs catalanes como Ferrán Adrià, ahora es mucho más habitual realizar este proceso con un soplete de gas.

El postre más parecido es la Crème brûlée. La principal diferencia es que la crema catalana se elabora con leche y se espesa con maicena y huevo, y el postre francés se elabora con crema densa y huevo, y se cocina en el horno al baño María, y tiene una textura más parecida a un flan. Si te preocupas por tu ingesta de calorías, puedes usar leche desnatada, aunque el resultado es bastante distinto del que se obtiene con leche entera. Crema quemada

El sabor de la crema catalana es tan distintivo que se ha usado como base de muchos otros productos en España. Se puede encontrar helado de crema catalana, así como una especie de turrón llamado "torró". El sabor también ha sido reproducido en diversos licores por todo el país.

Si alguna vez vas a Barcelona, no dudes en probar la crema catalana, ya que la encontrarás en la mayoría de restaurantes. Pero si no puedes esperar hasta llegar a España, siempre puedes intentar hacer este postre español en casa siguiento la sencilla receta que encontrarás más abajo.

Receta de la Crema Catalana

Ingredientes (6 raciones):

  • 6 huevos
  • 1 litro de leche
  • 10 centilitros de nata ligera
  • 10 gramos de maicena
  • 150 gramos de azúcar
  • 1 rama de canela
  • 1 peladura de limón

Preparación:

  • Coloca una sartén sobre el fuego y vierte en ella la leche y la crema, junto a la rayadura de limón y la canela. Hierve la mezcla y apaga el fuego.
  • Déjala enfriar y tensarse
  • Separa las claras de las yemas de los huevos. En la sartén donde prepararás la crema catalana, añade las yemas y el azúcar (lejos del fuego) y mézclalo bien hasta que la mezcla consiga un tono más claro.
  • Diluir la maicena en un poco de leche y añádesela a la mezcla de yema y azúcar , mézclalo bien y añade poco a poco la leche tensa
  • Cocina a fuego muy lento mientras sigues removiendo, pero no lo lleves a ebullición, pues la leche se puede agriar
  • Añade la mezcla a los recipientes donde se servirá
  • Espolvorea azúcar en cada recipiente y quémalo con el soplete de cocina, y ¡a disfutar!