Receta de Paella | Cocina española
HomeArroz y PastaPaella

Paella

Origen: Valencia

Paella

La paella se originó en Valencia. Es un plato humilde con muchos años de tradición. Su popularidad ha sido tan grande que existen múltiples variaciones en distinas zonas de España, y es un plato conocido en el mundo entero. Casi todo, si no todos, los restaurantes españoles en España y ene l extranjero sirven paella.

La palabra paella quiere decir "sartén" en Valencia, derivada de la palabra latina 'patella'. Recibe su nombre de la gran sartén que se utiliza para cocinarla, hecha de hierro o acero, y que debe tener un máximo de 5 o 6 cm de profundidad. El diámetro depende del número de comensales. Puede ir de 10 a 90 cm. Otra particularidad es que el cuello largo de las sartenes se ha sustituido por dos asas enfrentadas. Asíq ue cuando se dice la palabra paella, ¡puede significar el plato o la sartén!

La historia de la paella nos lleva hasta el momento ene l que se importó por primera vez arroz en Europa, pudo haber sido traído por los romanos, aunque algunos historiadores creen que el arroz apareció en España antes, importado por los árabes.

De cualquier forma, las cosas mejoraron durante el periodo en el que los árabes ocuparon el sur de España, y los sistemas de irrigación traídos por los romanos potenciaron el cultivo de arroz. Pero esa no es la única contribución que los árabes hicieron a al gastronomía española, también trajeron consigo el azafrán, otro de los ingredientes básicos de la paella.

Cuando losm árabes fueron expulsados de España, el arroz se consideraba un cereal algo vulgar, ya que sin procesar es muy tosco, y aunque los españoles sabían cómo cultivarlo, no era un cultivo popular.

Sin embargo, se cree que reapareció en las cocinas ene l siglo XVI, cuando la gente preparaba su comida con cualquier cosa que tuviese a mano, y ya existen referencias de una cultura del arroz y de la existencia de la paella en Valencia en esas fechas. De hecho, ya era un plato famoso en sus réplicas en otras partes del país. Aunque aún no había recibido su nombre, el plato se menciona como 'arroz valenciano'. La paella pasaría a formar parte del idioma español un par de siglos más tarde.

La gastronomía española se desarrolló de acuerdo con las necesidades y disponibilidad de ingredientes. Es difícil describir la "auténtica" receta de la paella, pues las variedades son tantas como las familias que la preparan. en su origen se preparaba con pollo y/o conejo y verduras, pero en las zonas costeras le añadían pescado, marisco y otros productos del mar, y otros ingredientes adicionales como embutidos o chorizo.

Algunos puristas dirán que sólo hay una forma de elaborar la paella, pero otros dicen que una paella es una paella si incluye los ingredientes básicos. Sin embargo, hay algunas variantes reconocidas, como la "paella marinera", que no lleva la mayoría de ingredientes vegetales y sustituye la carne por pescado, marisco y otros productos del mar, y lleva caldo de pescado en lugar de agua. Otro ejemplo es la "paella mixta", que mezcla pollo y conejo con pescado y marisco. Esta variante es muy popular en otras zonas de España, pero en Valencia no se consume apenas.

Desde sus orígenes, la paella es un plato que une a familia y amigos, o incluso ciudades enteras para celebrar eventos, y a pesar de que es un plato fundamentalmente para festividades, encontrarás la paella original y tradicional en la mayoría de restaurantes de la región.

Receta de la Paella Valenciana

Paella española

Ingredientes (para cuatro raciones):

  • 500 gramos de arroz español
  • 800 gramos de pollo troceado
  • 600 gramos de conejo troceado
  • 250 gramos de judías verdes grandes
  • 200 gramos de de habas blancas grandes
  • 100 gramos de salsa de tomate (o tomate troceado)
  • 150 cm3 de aceite de oliva
  • Hebras frescas de azafrán, si no está disponible puedes usar otro colorante alimenticio. ¡Aunque no será lo mismo!
  • 1 cucharada de pimentón
  • Sal
  • Romero fresco, aunque se puede usar seco si no se encuentra fresco
  • 1 litro de agua

Preparación:

Paella
  • En primer lugar, equilibra la paella (sartén) para que cuandos e añada el arroz se distribuya uniformemente. Vierte algo de aceite de oliva y coloca la paella sobre el hornillo. El aceite debe acumularse en el centro de la paella. Una vez igualado todo, enciende el fuego y espera a que esté muy caliente.
  • Extiende el aceite por toda la paella, y añade el pollo y/o conejo con sal a gusto. Los trozos más grandes van en el centro, y los más pequeños más hacia los bordes, para asegurarnos de que ninguno se quema. Gira los trozos hasta que estén dorados por todas partes. Este debe ser un proceso lento, sin prisas. ¡El secreto de una buena paella es que la carne esté bien hecha!
  • Una vez que la carne esté bien dorada, retírala del centro hacia los lados (donde el calor es menos intenso). Añade las judías verdes ene l centro de la paella. LAs judías también deben estar correctamente fritas, y llevan menos tiempo que la carne, por lo que tenemos que darles vuelta constantemente para no quemarlas.
  • Cuando las judías verdes están hechas, añadimos el tomate (natural, no de bote). como antes, retiramos las judías ya fritas hacia el exterior y colocamos el tomate en el centro. Saltear hasta que el tomate haya soltado todo su líquido.
  • Una vez que todos estos ingredientes estén listos, remueve el contenido para esparcirlo por la paella. Añade el pimentón y remueve rápidamente para que no se queme.
  • En la paella la cantidad de agua debe ser el doble que de arroz, por lo que si usamos 500 gramos de arroz, necesitaremos 1 litro de agua. En cualquier caso, el agua deberá cubrir todos los ingredientes.
  • añade las hebras de azafrán o colorante alimenticio y las habas. Comprueba la sal y añade más si fuese necesario, pues no se deberá añadir más sal tras el arroz.
  • Una vez que el caldo rompa a hervir, déjalo hervir durante 5 minutos a fuego alto, y luego déjalo reposar a fuego lento durante 40 minutos.
  • Tras los 40 minutos, volvemos a subir el fuego y añadimos el arroz uniformemente en la paella. En lugar de medir, los expertos lo vierten en forma de cruz de un centímetro más alto que la paella. Cocinar durante 5 minutos a fuego alto, luego 5 a fuego medio, y luego durante 8-10 minutos a fuego lento. En total, el arroz se cocina durante unos 18-20 minutos. Nunca debe ser más de este tiempo, aunque haya un poco de caldo restante, pues el arroz se pasará.

Se suele dejar reposar la paella durante unos cuantoas minutos, pero también tiene un propósito: si el arroz está aún duro, se terminará de hacer, y si hay demasiado caldo, empapará el arroz.

Si quieres conseguir una paella muy tradicional, la paella se come directamente de la sartén con cucharas de madera. ¡A disfrutar!