HomePescado y mariscoPulpo a la Gallega

Pulpo a la Gallega

Origen: Galicia

Pulpo a la gallega

El pulpo a la gallega nos lleva a hace unos siglos, no porque la receta fuera la misma, sino porque el pulpo se ha consumido ene sta comunidad autónoma por mas tiempo del que podemos recordar.

El pulpo era uno de los pocos productos del mar que se transportaba desde las costas a ciudades del interior, y de hecho era más apreciado en estos sitios que en ciudades de mar, pues tenían otros productos como la langosta, la centolla y una gran variedad de pescados.

Cuando se descubrió América aparecieron muchos productos en los mercados españoles, entre ellos una falsa especia obtenida de cayenas machacadas que en España se llama pimentón.

El pimentón no sólo le da al plato un matiz cobrizo muy apetecible, sino que era ideal para conservar comida en aquellos tiempos anteriores a los productos congelados y el desarrollo del transporte de alimentos por tierra. Hoy en día sería posible conservar los productos cárnicos e ictiológicos sin problemas de putrefacción, mohos o cosas peores. ¬°Eureka!

Pero no fue hasta unos años después que el pulpo a la gallega se convirtió en un plato. Hace unos 125 años, cuando los arrieros acudían a ferias de ganado, compraban grandes cantidades de pulpo y lo preparaban con aceite y pimentón. Bastante sencillo.

El nombre en gallego para pulpo a la gallega es "pulpo a feira" por una razón muy sencilla. Durante las ferias los granjeros compraban o vendían ganado y sus productos hortícolas, etc, y compraban productos básicos como sal, azúcar u otros a los que no tenían acceso a diario.

El viaje a la ciudad donde se celebraba la feria llevaba bastante tiempo, y la mayoría de la gente se quedaba a comer o a cenar. Los que se quedaban cerca del recinto ferial podían comer pulpo (como hemos mencionado antes, era un plato muy típico en las ferias).

Las "pulpeiras", mujeres especializadas en cocinar pulpo, cocinaban al animal en calderos de cobre y lo serváin en paltos de madera. Se dice que el caldero de cobre le aporta un sabor incomparable que es imposible conseguir con cualquier otro material.

Hoy en día la historia es un poco distinta. No necesitamos el pimentón para conservar la comida, ya que la podemos congelar, pero en Galicia, que es aún una región muy rural, es aún posible acudir a una feria de ganado y comer pulpo a la gallega. Ver el proceso de preparación también tiene bastante magia, y es posible contemplarlo en muchos lugares de Galicia.

Pulpo a la Gallega - Receta

Pulpo a la gallega

Ingredientes (cuatro raciones):

  • 1 pulpo de 2 kg
  • 500 gramos de patatas
  • Pimentón
  • Pimentón picante
  • Sal
  • Aceite de oliva

Preparación:

  • Si es un pulpo fresco, primero debemos ablandarlo; hay dos formas de hacerlo: o se le golpea con un rodillo de madera hasta que se ablande, o congelarlo durante dos días y descongelarlo en el frigorífico el día antes de cocinarlo (ponlo en un recipiente, porque soltará mucho líquido).
  • Corta la cebolla en daditos y ponla en una olla con agua. Cuando empiece a hervir es el momento de introducir el pulpo. Cógelo de la cabeza e introdúcelo en la olla tres veces. Después de la tercera vez lo introduces y lo dejas que se cocine durante 50 minutos.
  • Una vez cocinado, retira la olla del fuego y déjalo enfriar durante 15 minutos.
  • Con el mismo agua en la que el pulpo fue cocinado, cuece las patatas (previamente peladas y cortadas en dados). Mientras hierven, corta el pulpo en rodajas medianas.
  • Cuando las patatas estén listas, retíralas del agua y ponlas en una bandeja. Las rodajas de pulpo se colocan sobre la patata.
  • El toque final es añadir el aceite de oliva y el pimentón y abundante sal gruesa. Puedes preparar una vinagreta previamente o añadir los ingredientes por separado.

Así que, como ves, el pulpo a la gallega no presenta demasiados problemas y siempre sabe riquísimo, aunque se dice que todas las comidas saben mejor en su lugar de origen. Si decides visitar España, te sugerimos que preguntes a los lugareños por el mejor pulpo a la gallega de la ciudad.