HomeSopas y salsasCaldo Gallego

Caldo Gallego

Origen: Galicia

Caldo Gallego

El caldo gallego es un caldo originario de la región de Galicia, en el norte de España, y durante muchos años fue la fuente principal de sustento de esta región fundamentalmente rural. Incluso hoy es uno de los platos más característicos de la gastronomía gallega. Como ocurre con la mayoría de platos incluidos en Cocina Española, sus orígenes son muy humildes y están asociados con los granjeros de España.

En el siglo pasado, el 75% de la población de Galicia era agrícola y viviía fuera de los centros de las ciudades o pueblos, así que su fuente principal de comida era lo que producían sus propios huertos y granjas. Esto quiere decir que la receta variaba de sitio a sitio, de casa a casa, dependiendo de los que cultivaban. Esto también sigbifica que, si quieres preparar este plato hoy, puedes usar cualquier ingrediente que encuentres. sin embargo, te recomendamos que prestes atención a la temporada y los vegetales propios de ella.

Estos granjeros gallegos solían hacer tres comidas diarias y un aperitivo: el desayuno, que consistía en pan mojado en el caldo gallego del día anterior o en tocino; la comida, básicamente el caldo gallego del día, un trozo de pan y un vaso de leche. Finalmente la cena solía ser una taza o plato de caldo gallego. A pesar de esto, el caldo ha seguido siendo un plato popular.

Hay otros platos típicos gallegos, como el lacón (un jamón cocido típico de Galicia) y el cocido gallego, pero no están presentes en la gastronomía diaria, y se solían consumir en ocasiones especiales.

El caldo gallego ha tenido muchos ingredientes distintos a lo largo de la historia, pues dependían fundamentalmente de las verduras disponibles en la huerta de cada casa o granja esa temporada. A lo mejor algunas familias tenían suficiente dinero para comprar otros productos, pero la mayoría no y los productos animales eran usados en celebraciones u ocasiones más especiales, pero no para el día a día. Esto quiere decir que es el plato perfecto para aquellos que quieren probar algo de la verdadera cocina española, aunque sólo dispongan de un presupuesto bajo.

Sin embargo, los ingredientes de base son más o menos lo mismo: verduras como los grelos, la col y patatas mezcladas con manteca de cerdo para darles consistencia y en ocasiones harina de maíz para espesar la mezcla. Algunas personas añaden también un hueso de cerdo.┬íNo dejes pasar la oportunidad de probarlo!

Sin embargo, el caldo gallego se consume principalmente en los meses fríos, ya que se sirve muy caliente. tiene un sabor casero y reconfortante que le recuerda a la gente a su infancia. Como en muchos otros platos españoles, usa ingredientes comunes y su preparación es muy sencilla. Además, este caldo español también está buenísimo al día siguiente -proporcionándote la excusa perfecta para hacer el doble de cantidad y tener dos comidas en una. También significa que sólo tendrás que abrir el gas o usar la electricidad para cocinarlo una sola vez; otra forma fantástica de ahorrar dinero y tiempo, mientras que se disfruta un sabroso plato español.

Receta de Caldo Gallego

Receta Caldo Gallego

Ingredientes:

  • 150 gramos de habas de lima
  • 1/2 kilo de patatas
  • Verduras de temporada: grelos, col, nabo, etc.
  • 1 hueso de cerdo -mejor de la columna- (opcional)
  • 50 gramos de manteca de cerdo
  • Sal
  • Aceite de oliva

Preparación

  • Dejar las habas en remojo durante la noche
  • En una olla, introducir las habas, el hueso, la manteca y la sal y cocinar a fuego lento durante 90 minutos.
  • Añade las patatas
  • Cuando las patatas estén casi hechas, añade las verduras desmenuzadas a mano y dejar reposar
  • Eliminar la manteca dela olla, desmenuzar con una cuchara para que libere la esencia, y devolver a la olla
  • Dejar que se cueza hasta que las patatas estén hechas. Dejarlo reposar durante unos minutos y servir muy caliente

También se le puede añadir jamón, bacon o lo que prefieras. Todos estos platos vegetarianos pueden ser adaptados para satisfacer el gusto de los carnívoros también. Aunque algunos puristas de la cocina española podrían decirte que no se trata de caldo gallego si no se elabora con esos ingredientes, ┬íseguro que está riquísimo de todas maneras!