HomePescado y mariscoCaldereta de langosta

Caldereta de langosta

Origen: Islas Baleares, España

Langosta

Este sabroso caldo de langosta es originario de las Islas Baleares, en la costa este de la Península Ibérica. Los habitantes de las distintas islas creen que todos ellos son los que preparan la mejor caldereta,d ependiendo del tipo de langosta. En esta receta te dejamos la decisión a ti.

En Menorca, los lugareños afirman que la mejor caldereta se prepara con sus langostas azules, mientras que los mallorquines creen que las langostas rojas de su costa son mejores. Si no dispones de niguna de estas dos variedades de langosta, siempre puedes usar la langosta americana, que es mucho más corriente y también sirve para preparar un sabroso caldo de langosta.

Es muy improbable que seas un experto en langostas europeas y españolas, por lo que te vamos a dar algún dato. Básicamente hay dos tipos de langosta: la americana y la europea. La americana se llama 'bogavante' en español, y se encuentra en el Golfo de Vizcaya. La 'langosta', sin embargo, es la langosta europea, que se puede encontrar en el Mediterráneo y tiene bastantes picos. Si todavía te queda alguna duda, siempre puedes preguntarle a tu pescadero local.

Como es natural, usar la langosta española hará que tu receta sea más auténtica, pero son difíciles de encontrar fuera de España. Sin embargo, hay una ventaja en utilizar la langosta americana. Las pinzas de la langosta americana son mucho más gruesas y contienen mucha más carne, por lo que deberías reservarlas y cocinarlas junto con la cola. Tan sólo asegúrate de dejar un cuenco en medio de la mesa para dejar los restos.

Caldereta de Langosta - Receta

Langosta Caldereta de langosta

Ingredientes:

  • 2 langostas vivas
  • ⅓ taza y 2 cucharadas extra de aceite de oliva
  • 1 kg de tomates, vaciado y cortado en ocho piezas
  • 200 gr de salsa de tomate (de lata)
  • 2 cebollas blancas, picadas
  • 1 pimiento morrón verde pequeño, sin semillas y picado
  • Sal
  • Azúcar
  • 3 dientes de ajo enteros y pelados
  • 1 cucharada de perejil fresco picado
  • 4 rofajas finas de pan (opcionales)
  • 4 cucharada de alioli (opcional)
  • 4 raciones

Preparación:

Receta Caldereta de langosta
  • Coloca las langostas vivas en una olla de agua helada durante una hora
  • En una sartén, calienta un tercio de taza de aceite de oliva a fuego fuerte. añade los tomates, cebolla, salsa de tomate y pimiento morrón a la sartén, asegurándote de remover a menudo, y freír durente 10 minutos o hasta que la verdura esté blanda.
  • Baja el fuego a media potencia y sazona la verdura con el azúcar y la sal y cocina todo durente otros 20 minutos o hasta que la mezcla haya espesado.
  • Pasa la mezcla por un pasapuré y luego viértela en una olla grande. Calienta la mezcla a fuego muy bajo asegurándote de que no se queme la salsa.
  • Mientras la verdura se cocina, retira las langostas del agua helada y colócalas boca arriba sobre una tabla de cortar. Usa un cuchillo afilado para separar la cabeza de la cola y córtales las patas. Quítales las tripas y tíralas, pero quédate el hígado (la masa verde en la cabeza) y la hueva (la masa rojiza). Mete ambos en el frigorífico. Rompe las patas con un martillo pequeño para darle más sabor al plato.
  • En una olla más pequeña, introduce las cabezas y colas de langosta en agua y hiérvelas a fuego fuerte. Después, déjalo reposar durante media hora para que se haga un caldo. Cuélalo y déjalo a un lado.
  • Corta cada cola de langosta en 4 trozos y añádelas a la salsa de tomate. Mezcla bien la salsa con una cuchara de madera. añade el caldo y sazona. Sube el fuego a media potencia y hierve la mezcla. Cubre la olla durante 20 minutos.
  • Introduce los ajos, perejil, lo que quede de aceite de oliva y el hígado y las huevas de langosta en un mortero y muélelo hasta se haga una pasta. Añade la pasta a la salsa y remueve bien. Déjalo cocinar otros 5 minutos más.
  • Para servirlo, unta alioli en una rebanada de pan y colócala en el fonde de un plato hondo. sirve los trozos de langosta y el caldo por encima y ¡a disfrutar!